Sacerdote y sastre

AUTOR Colaboración
On 19 noviembre, 2021

Sacerdote y sastre, es el sueño núm. 7, en 1834.

“Cuando yo era joven soñé que había llegado a ser sacerdote y que revestido con los ornamentos sacerdotales trabajaba como sastre.

Pero que no me dedicaba a coser telas nuevas sino a remendar vestidos ya rotos”.

Con este sueño le informó el Cielo que su oficio como educador sería no sólo dedicarse a perfeccionar jovencitos ya santos, sino sobre todo a recoger muchachos problemáticos y llenos de defectos y de vicios y hacerlos buenos cristianos y honrados ciudadanos.

Uno de sus más famosos alumnos (Santo Domingo Savio) le dirá más tarde:

“Don Bosco: sea Usted el sastre. Yo seré la tela. Haga con mi vida un buen vestido de santidad para Nuestro Señor”.

Y así sucedió.

Así recoge Don Bosco el sueño en sus Memorias Biográficas.

─¿Quién puede imaginar, cómo me vi yo, cuando estudiaba el primer curso de filosofía?

Y le preguntaron:

─¿Cómo se vio? ¿En sueños o de otro modo?

─Eso no importa saberlo. Me vi ya sacerdote, con roquete y estola.

Así vestido, trabajaba de sastre en un taller.

Pero no cosía prendas nuevas, sino que remendaba ropa estropeada y juntaba muchos trozos de tela.

Por lo pronto no pude entender qué significaba aquello.

Hablé de ello entonces con alguien.

Pero no lo hice claramente hasta que fui sacerdote y tan sólo con mi consejero don Cafasso.

Este sueño o visión quedó indeleble en la memoria de don Bosco.

Sacerdote y sastreEl le indicaba cómo no estaba llamado sólo a elegir muchachos santos y dedicarse a perfeccionarlos y preservarlos, sino también a reunir en torno a sí muchachos descarriados y corrompidos, por los peligros del mundo, que se hicieran buenos cristianos con sus cuidados y contribuyeran a la reforma de la sociedad.

S. 7. (MB. 1, 310)

Posts relacionados

El emparrado

El emparrado

El emparrado, sueño 14. Año de 1847 En 1864, una noche, después de las oraciones, Don Bosco reunía en su habitación...

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *